EUSEBIO ABÁSOLO. Nacido en Santander (agosto, 1923) de padres bilbainos, su infancia, adolescencia y juventud transcurrieron en Bilbao, escuchando el ritmo de su ría y de sus montes. Ausente de la villa, por motivos profesionales, desde 1951 hasta 1975, en ningún momento estuvo sordo a su latido. Se siente vinculado al Bilbao que simboliza Miguel de Unamuno, el Bilbao abierto y liberal, austero y dialogante. Convivió, amical y poéticamente, con Blas de Otero, cuyo ángel fieramente humano le acompañó y le acompaña. Entre los huecos de la lectura, “ese vicio impune” que glosó Valery Larbaud, intenta su escritura, otro vicio, y, por un estrecho camino y lejos de las avenidas por las que transitan lo poetas príncipes, presenta aquí sus poemas, algunos de ellos recogidos en revistas y antologías y muchos inéditos, con la esperanza de que, entre tanta palabra, brote alguna verdadera.