GEORGE GORDON BYRON, sexto Lord Byron, nació el día 22 de enero de 1788. Byron fue siempre un ardiente partidario de la libertad, de la independencia de los pueblos y de las personas. Lo demostró en sus discursos ante la Cámara de los Lores defendiendo siempre a los más débiles. En Ravena se une a los Carbonarios. Y al final de su vida acude a Grecia para defender su independencia.

Byron fue un hombre que no tuvo suerte en el amor. En 1803 se trasladó con su madre a Nottingham esperando cumplir la mayoría de edad para tomar posesión de la abadía de Newstead. El arrendatario de la abadía, Lord Grey de Ruthyn, le había invitado a pasar allí una temporada, y Lord Byron, a quien fascinaba la abadía con su estanque, sus tejos, sus bóvedas con murciélagos y su aire abandonado, aceptó la invitación. Además, cerca de allí estaba Annesley donde vivía Mary Chaworth, sobrina nieta de aquel Chaworth a quien había matado en duelo el que llamaban “Lord Malo”, tío abuelo de Lord Byron. Gordon la visitó todos los días, se hicieron amigos y se enamoró de ella. Pero sufrió un gran desengaño cuando le oyó decir a una camarera que nunca podría querer a un chico cojo.

Byron había conocido a su hermanastra, Augusta Leigh, en el mes de junio de 1813 en Londres. Pasaron una temporada en New Market. Estuvieron juntos durante el mes de agosto en un Londres sin gente. El incesto, para un espíritu como Byron, añadía el atractivo de la rebeldía y de la ruptura de las normas morales y sociales al amor.

El 2 de enero de 1815 Lord Byron se casa con Anna Isabella Milbanke. Tuvo con ella una hija: Augusta-Ada Byron. El 17 de marzo de 1816 acepta una separación amistosa.

Byron conoció a la condesa Teresa Guiccioli en Venecia. Era una joven rubia y hermosa que se había casado con un sexagenario. En Venecia se hizo su amante. Su marido se traslada a Ravena y allí la sigue Byron, a petición de ella que se encontraba enferma. En Ravena la visita todos los días con el consentimiento de “il marito”, hombre bastante complaciente. Cuando la condesa Teresa se restablece va con Byron a dar largos paseos a caballo.

Más tarde Byron la sigue a Bolonia donde Byron se trasladó con Allegra, la hija que había tenido con Claire Clairmont. En Bolonia se afilia a la Sociedad Romántica, grupo de amigos de la libertad. En septiembre de 1819 Teresa convence a su marido de que el clima de Venecia es conveniente para su salud y va a esa ciudad con Byron. Pero en el mes de noviembre el conde Guiccioli intercepta una carta del padre de Teresa con consejos para su hija -sus relaciones son ya escandalosas- y llega indignado a Venecia. Le da a escoger entre marido o amante y ella escoge amante, pero Byron se había vuelto prudente y la convence para que se vaya con su marido. Teresa se va a Ravena con el conde.

Pero de nuevo Teresa llama a Byron. Volvía a estar enferma y no podía curarse sin él. Byron, en Ravena, con el hermano de Teresa, Pietro Gamba, se une a los Carbonarios quienes le hacen jefe de su grupo de Ravena “los americanos”.

En julio de 1820 el Papa separa al matrimonio Guicciole y obliga a vivir a Teresa en casa de su padre, una villa cerca de Ravena. Allí Byron era bien recibido por los Gamba que compartían sus ideas políticas. La policía pontificia quiere castigar a Lord Byron y lo hace de forma indirecta, desterrando a los Gamba, que van a Pisa. Byron la sigue allí también.

A finales de 1823 parte en el “Hércules” hacia Grecia. en Missolonghi, mientras esperaba para entrar en acción, cae enfermo de fiebres después de haber sido sorprendido por una tormenta, el 9 de abril de 1824. Su muerte favoreció la causa griega más que cualquier acción militar.

Extracto del prólogo de “Poemas de amor / Love poems“. José Ramón BlancoGloria Freijo.