Manuel Aranaz Castellanos, pintor literario en Bilbao

Manuel Aranaz Castellanos, pintor literario en Bilbao

Partiendo de una falsa evocación autobiográfica que MANUEL ARANAZ CASTELLANOS remite a su editor por encargo de éste, el autor traza, sirviéndose de esta excusa, un interesante resumen acerca de la carrera vital y literaria que marcó la existencia del nunca bien conocido autor costumbrista bilbaino.

Nacido en La Habana, Aranaz llegó a la Villa de manera temprana, cuando su familia se trasladó desde Cuba a Bilbao, con el fin de establecerse definitivamente en la capital vizcaina. A lo largo de su existencia, el sujeto de esta biografía dedicó sus afanes a las actividades más diversas, siempre haciéndose notar por su solvencia intelectual y su bonhomía. Fue corredor de Comercio, periodista, promotor y practicante de los más variados deportes, y autor teatral, aunque su fama le llegara por cuenta de publicar los famosos “Cuadros vascos”, toda una referencia en nuestra literatura local contemporánea.

Dotado de una poderosa capacidad para la captación de los mínimos detalles, que luego constituirían la base y la anécdota de sus escritos, de él dijo Vicente Blasco Ibáñez que era “el gran pintor literario de Bilbao”. Piropo al que luego añadirían los suyos personalidades literarias como la Pardo Bazán -“la novela de Aranaz Castellanos es documento y testimonio”-, Pérez Lugín-“insuperable pintor de los `Cuadros Vascos´- o Maeztu -“en la murria de nuestros montes resaltaba tu estampa como una flor pomposa o una piña de Cuba en un puesto de alubias”-, por citar sólo algunas de ellas.

Recuperando la memoria de Manuel Aranaz Castellanos, muerto trágicamente a los 50 años, la presente colección ha llevado a cabo un acto de merecida justicia.

Carlos Bacigalupe. Director de la colección Bilbainos Recuperados